Liliana Porter

UNA SEÑORA CUALQUIERA

Por Ana Peralta

“En el arte realmente no existe un manual de procedimientos y no hay un código de etiqueta universal que estemos obligados a seguir”, asegura.

La obra de la artista argentina Liliana Porter podría definirse como un gran tablero de juego cargado de ironía. En ese tablero, lleno de matices y sorpresas, ella crea las reglas.

 

¿Cómo te definís?

Liliana Porter: Yo creo que artista plástica comprende todo lo que hago: grabado, dibujo, obra sobre tela, fotografía, video, instalaciones y… teatro.

Con el teatro diste un salto muy grande respecto de la estructura formal de tu trabajo.

Liliana Porter: Sí, se dio de una manera inesperada. Durante una entrevista que me hizo Inés Katzenstein para un libro de la Fundación Cisneros me preguntó: “¿qué te gustaría hacer en el futuro?”, y yo le contesté: una obra de teatro.
Lo dije espontáneamente, como podría haber dicho “ir a China”. Unos meses después me contactó para decirme que tenía el sponsor para la obra. Así que al teatro llegué haciendo algo rarísimo, que sería algo así como soñar un sueño al revés: en vez de empezar con el argumento de la trama, empecé por: ¿Qué me pongo para la noche de la entrega del Oscar? Es maravilloso como funciona todo a veces. Cuando pienso en eso, me doy cuenta que tuve mucha suerte, porque nunca había hecho teatro pero al mismo tiempo sabía exactamente lo que quería.

Más allá de la extrañeza inicial de la nueva disciplina, incluso en el teatro hay una narrativa que enlaza todo tu trabajo.

Liliana Porter: Viendo hacia atrás noto que en mis fotografías, por ejemplo, ya había algo muy teatral. Después de la experiencia del teatro y también de filmar videos, cuando vuelvo a la fotografía me sorprende que en una sola imagen estática uno pueda decir tantas cosas. Soy muy afortunada, siempre he podido llevar a cabo mis proyectos. Más afortunada todavía me siento porque soy muy consciente de eso.

¿Cómo es vivir 50 años en Nueva York para una artista argentina?

Liliana Porter: Me encanta cada vez más. Es un lugar que cambia todo el tiempo, por eso nunca llegás a estar realmente en el mismo sitio. La sensación es que lo que te rodea siempre es nuevo y que uno vive completamente en el presente.
Como artista, es un sitio con muchísimos estímulos y donde no hay frenos externos que sirvan de excusa para no trabajar. Me refiero, a que los servicios (correo, etc), funcionan, que hay acceso a todo tipo de materiales. La sensación es que si no lograste lo que querías en mas bien culpa tuya. Por otra parte, hay muchísimos artistas de súper buen nivel y eso también te mantiene “con las pilas puestas”. Uno no se siente tan único ni tan imprescindible.

¿Viajaste en Argentina por un nuevo proyecto?

Liliana Porter: Siempre estoy con nuevos proyectos. Incluyendo el seguimiento de Alicia, un heterónimo que creamos con Ana Tiscornia.

¿Y cómo es ese nuevo personaje?

Liliana Porter: Esto es muy distinto. Nace de una anécdota maravillosa. Hay una revista que se llama “Otra parte”, en la cuál Inés Katzenstein es asesora. Graciela Esperanza y Marcelo Cohen, son los fundadores y escriben también ahí. Hace un tiempo hicieron un número que se llamó “Crítica Ficción”. Se trataba de incluir criticas de libros que no existían, o donde el crítico era inventado. Inés nos contó esta historia y nos propuso crear un artista que ilustrara esta edición especial. Entonces hicimos unas imágenes que aspiraban a ser documentos de obras. Algunas eran un poco fuera de foco y y el epígrafe establecía que eran, por ejemplo, “Carbonilla sobre tela. 2 metros x 2 metros”.

¿Y cuál es tu fantasía, cómo te gustaría ser?

Liliana Porter: A mí me gustaría ser muy inteligente. Realmente admiro mucho la inteligencia en las personas, por eso me gusta tanto Borges, podés leerlo una y mil veces y siempre te sorprende su lucidez.

+Hoornik

Tienda

A partir de Junio, Subscripciones y versiones digitales de todas nuestras revistas. 

Hoornik hace una selección de los artistas contemporáneos que más nos gustan para que puedas conocer sus obras y seguirlos de cerca.

Más que una revista, una red de artistas nacionales e internacionales, emergentes y consagrados. De museos de todo el mundo, galerías, espacios de arte y curadores.


Bs.As. Argentina 

hi@hoornik.com.ar

hi@hoornik.com.ar